13 de abril de 2009

Para acostar la noche

Tamara de Lempicka,  Mónica López Bordón, poesía, editorial Playa de Ákaba, Vivir para contarla
Cuadro de Tamara de Lempicka

La fuerza de mi pasión está en la noche. Dejadme en sus distancias.
Germán Pardo García


De andar entre la noche aprendí
que la luz de poniente,
en el fondo de su forma,
llega a las entrañas.

Que lo húmedo es galerna azul de madrugada
en la ausencia de su cuerpo.

Retumba la noche.

Palmo a palmo y en su mirada fija
deslizo en carne anónima y sin herida,
una pequeña pregunta en la madrugada interrumpida.

Llego hasta el país de sus manos.

Tengo la piel despierta de su labio…

Partiendo tres noches,
dos voces
y el espacio derribado
salgo a buscarla.

Noche, noche, noche…

La presiento, la deseo,
es el esbozo de tu costado desnudo.

A veces, sólo el rostro del tiempo
enamora.




Mónica López Bordón, Vivir para contarla, poesía en Alcalá de Henares


Otros poemas:


18 comentarios:

jose luis dijo...

Bellísimo, para ponerle música de Vangelis de fondo. Saludos

Mónica López Bordón dijo...

Hola José Luis,

gracias, haré la prueba. Bss

Adolfo Payés dijo...

Preciosos. tus versos..
que gusto leerte.
te dejo mis saludos fraternos con mucho cairño.
un abrazo
besos..

PD: me gusta mucho tu firma, Monica y la forma que toma con el gatito, preciosa

67daniel dijo...

No, no le pongas música de Vangelis de fondo, por favor. :-)

Le va mejor algo de Miles Davis.

Me quedo con la fantástica conclusión a tu poema.

Paz, querida amiga.

Mónica López Bordón dijo...

Adolfo,

un beso grande, me encanta tenerte por aquí. mil gracias

Mónica López Bordón dijo...

Bueno, otra prueba más...para acostar la noche

un abrazo

enrique dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Poseidón dijo...

Hola MONICA,

versos preciosos..., la noche es muy importante para descansar, pensar, reflexionar y prepararse para un nuevo dia.

Sin olvidar que pasamos un tercio de nuestra vida en dormir y soñar..

Gracias por tu visita en el blog " um farol chamado amizade", que comparto con 2 amigos maravillosos de PORTUGAL.

Ven siempre que quieras alli, tb pasaremos por aqui, tienes un blog bonito y muy interesante.

nb : para mi como musica "la nuit de ADAMO "

Saludos

Adela Casado dijo...

"llego hasta el país de sus manos" ... ¡cuánto dice este verso!
Bellísimo poema.
Besos

Laura Gómez Recas dijo...

No me ha gustado, me ha encantado. Es una filigrana de palabras. Dulce, sensual... roza la piel casda verso.
Enhorabuena.
Mi beso y mi admiración.
Laura

Enigma Duende del Sur dijo...

Para acostar la noche…
Ufffff… me inspiro tu mágico poema bella dama.
Y pensando en la esencia de mi amada, te dejo este enigma creado hoy por un duende enamorado del sur.

Cuánto tiempo he de esperar,
para tenerte, bajo la luna,
besar tu piel que es de aceituna.

Cuántos segundos en la noche pasarán,
sin que te acune, como a un tesoro,
peinar tu pelo que es de negro oro.

No me importa la espera,
por tu costado, vuelan gaviotas,
guitarras, esencias de amapolas.

Me he pasa´o la noche en vela,
dama de noche que despierta el azahar,
así que estaré atento por si confundiste la mar...

LA PALABRA INVISIBLE dijo...

Hola Mónica, fantástico poema. Gracias por tu visita, es un placer. Ya me pasaré con más tiempo. Un abrazo.

Mónica López Bordón dijo...

hola Poseidón, gracias también por tu visita, me encantó tu lugar.

la propuesta de Adamo también me gusta.

un beso grande y nos vemos

Mónica López Bordón dijo...

hola Adela,

me encantan las manos, son las que escriben el poema, pintan un lienzo, tocan el piano...un país de posibilidades

un abrazo

Mónica López Bordón dijo...

hola Laura,

me alegra y me halaga tu visita, tu gusto y entusiamo, compartimos ese lugar en la poesía que nos da vida.

nos leemos y esta es tu casa

Besos

Mónica López Bordón dijo...

Enigma Duende del Sur, has dejado aquí un bello poema. El enigma de un duende enamorado del sur. me ha gustado

Bss

Mónica López Bordón dijo...

Hola Palabra Invisible,

el placer es mío. pásate cuando gustes, te espero

un saludo

Rafael dijo...

Quizás así se duerma la noche.
Un abrazo.