martes, 23 de junio de 2015

Seremos una danza en la colina

leonid-afremov_gabriela-mistral_monica-lopez-bordon_poesia
Cuadro de Leonid Afremov


Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás
Gabriela Mistral

Bailamos embriagados de mariposas,
nos mezclamos perdidamente
como agua y miel
y danzamos en nuestra inmensa estepa
hasta que fuimos otros
a la primera mirada.

Mitad cuerpo, mitad alma
nos acercamos y escribimos nuestra fábula,
una verdadera fiesta con olor a jazmines.

Dijiste: Seremos una sola flor,
seremos una danza en la colina,
dame la mano y danzaremos.



gabriela-mistral_monica-lopez-bordon_poesia


Otros poemas:





sábado, 6 de junio de 2015

Renombre del amor

Lena-Sotskova_monica-lopez-bordon_cesar-moro_poesia
Cuadro de Lena Sotskova

Me quemo en tus brazos
al sentir tus manos abrazando mi cintura,
tu risa, tu sonrisa y tus labios.

Vino la noche…
encontramos el resplandor de la luna
enlazados en nuestros cuerpos furtivos,
en la belleza de la mañana
y en la sencillez de nuestro amor
dibujando los lunares del alba.

No hicieron falta ni gestos ni palabras,
es tu boca la que vence,
la que me nombra,
la que me ama.




monica-lopez-bordon_poesia


Otros poemas:

viernes, 15 de mayo de 2015

Yo tengo una palabra en la garganta

cao-yong_monica-lopez-bordon_poesia


Yo tengo una palabra en la garganta
que me arde y me consume
es un fuego, un golpe mortal
de intensa luz que me desarma.

Tiene una forma verdadera y 

pies alados…
Camina entre las horas, las sílabas,
el abecedario y los puntos suspensivos.

Yo tengo una palabra en la garganta

viva, bella, imaginada,
que vuela entre el placer,
la realidad, el deseo y la esperanza.

Es el tesoro de este tiempo apasionado,

abro los ojos
le pregunto su secreto
en esa pluma que no duerme
y que habla siempre con el mar.

Quiero saber si sus besos se sorprenden

en el paisaje infinito de la vida.

Yo tengo una palabra en la garganta.






monica-lopez-bordon_poesia


Otros poemas:


miércoles, 22 de abril de 2015

Bajo la lluvia ajena


Cuando el amor estalla
entre la oscuridad y la luz
es cuando, sin darte cuenta,
te das cuenta:
el pasado quedó atrás.

Sabemos que el amor ha crecido
cuando cruzamos por la ciudad
y la mañana nos mira
desde todos sus rincones.

Abrimos las ventanas
de una habitación vacía de soledades,
detenida en la alegre juventud,
en la latitud de la noche
alcanzada bajo cualquier estrella
como esa lluvia ajena, esas nubes
o esa tarde, entre tantas tardes,
llenas de esplendor.

Entonces, el amor estalla.







Otros poemas: