sábado, 13 de septiembre de 2014

Dame siempre la mano

dame siempre la mano, pedro salinas, mónica lópez bordoón, poesía
"La Nuit" de Auguste Raynaud
Sin darme cuenta hoy
he bailado para ti 
con mi sonrisa.
He acariciado tu piel
desde el horizonte lejano
a vuelo de pájaro
desde las alturas.

Cada uno estamos 
a un lado de la vida,
en la orilla del vértigo,
buscándonos.

Sin darme cuenta hoy
le dije al amor
que quería entregarme 
a su misterio,
a la música de sus labios
para poder bailar abrazados
toda la noche.

Le miré suavemente
sin apartar mis ojos de sus ojos
y le susurré al oído:
dame siempre la mano.




monica-lopez-bordon_poesia_pedro-salinas


Otros poemas:


lunes, 1 de septiembre de 2014

Tengo la vida sembrada de huellas

andres-rueda_monica-lopez-bordon
"Paraíso inesperado" cuadro de Andrés Rueda
Encontré mi vida
en las huellas sembradas:
un poema, el cielo,
una rosa, el tiempo.

Encontré mi vida
marcada a fuego
con gran pasión.

La vida de mi vida,
que habla con grandes ojos
de mirada serena
y nunca deja de soñar.

Encontré mi vida,
una vida hecha de amor.





monica-lopez-bordon


Otros poemas:

viernes, 15 de agosto de 2014

Escribir es nacer

van-renselar_monica-lopez-bordon_poesia

Vivo intensamente
y lo vivo por ti.
Eres mi flor de la mañana,
todas las verdades.
Por ti el delicado blanco
de la hoja nace y renace,
juega, dibuja, inventa.
A veces, también por ti,
he llegado a morir  
en algún verso.

Eres el encuentro, 
el desencuentro, 
la risa o el llanto,
la pena, la alegría,
la nostalgia y el recuerdo,
presente y futuro
el beso, el momento.

Entregada mi mano a ti
con su lápiz carpintero,
floreciendo,
te hablo, te escucho, 
me estremezco…

Escribir es nacer.



monica-lopez-bordon_poesia



Otros poemas:


viernes, 1 de agosto de 2014

Donde el amor reposa

Claudia-Lucia-McKinney_monica-lopez-bordon_poesia

Cuenta la leyenda
que los enamorados 
mueren de amor sin saberlo.
Se duermen irremediablemente
en la mirada de la pasión
y quedan estremecidos
hasta que los descubre el alba.

Aguardan al amanecer
con sus manos entrelazadas,
piel con piel abrazadas
en la apacible calma de la noche.

Por la ventana entreabierta
se ven todas las formas de sus cuerpos
y el calor de sus corazones.
No quieren dejarse vencer por la despedida,
se resisten al silencio
retando al destino
para no dejarse morir.

Se acarician el rostro
antes de volver a casa
sin mirar atrás.




monica-lopez-bordon_poesia


Otros poemas: