31 de marzo de 2009

Un nombre de mujer

Mónica López Bordón, poesía, editorial Playa de Ákaba, Joanna Harmon
Cuadro de Joanna Harmon
En ese preciso momento escapó de mis manos
convirtiendo el norte en todas las direcciones posibles.

Tenía la cadencia mágica de una gota peregrina,
izada sin forma, vencedora, en el camino de nadie
y el cuerpo del hombre.

Su agua era un pájaro flotando entre la luna y mis ojos,
agitada libertad, la de mis pies desnudos,
hundidos en la mirada sobre el mar.

Escapó de las manos que no tocaron nunca
el sol frente a frente.
Escapó un verbo pronunciado en ese instante,
un tenue rumor de viento
y un nombre de mujer.




Mónica López Bordón, Vivir para contarla, poesía en Alcalá de Henares


Otros poemas:



10 comentarios:

jose luis dijo...

Pues muchas felicidades ;)

Mónica López Bordón dijo...

muchas gracias Sandoval, los cumplo feliz...

un beso

Daniel dijo...

Que tengas un excelente día y los cumplas feliz!!
Un beso.
D

Emilio dijo...

Feliz cumpleaños, Mónica, y que disfrutes de cada uno de los días hasta el próximo.

Un abrazo.

rodri dijo...

muchísimas felicidades Mónica...bello poema con nombre de mujer.
MIL BESOS

magaoliveira dijo...

Mi querida amiga, ya te saludé en otros espacios, pero no puedo dejar de hacerlo en tu casa. Belleza hay en tus versos que destilan fragancia de mujer. cariños y FELICIDADES.

MentesSueltas dijo...

Hola, paso a recorrer tu espacio.

Muchas felicidades...


Te abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

Mónica López Bordón dijo...

Hola Daniel, Emilio, Rodri, Maga y mentes sueltas...¡gracias! fue un día hermoso.

un besote grande. nos leemos

Mistral dijo...

Realmente buena, muy buena, hay expresiones originalísimas repletas de sutilezas. Enhorabuena
Saludos

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola Mónica:

Entraste en Aries diecisais días antes que yo. Mi felicitación, mi nueva amiga.

Agradezco tu paso por mi blog y dejar constancia de ello al unirte a mis seguidores.

Te devuelvo la visita y seré uno más para seguirte, encuentro poesía en tus versos y ese es el mayor estímulo para leerte:

Su agua era un pájaro flotando entre la luna y mis ojos,
agitada libertad, la de mis pies desnudos,
hundidos en la mirada sobre el mar.

Preciosos versos, Mónica.

Mi saludo más cordial, poeta.

Carlos
______________