martes, 1 de marzo de 2011

Vosotros que acostáis el amor sobre tiernos violines


Vencida por vuestra mirada,
condenada a la bandera de la libertad,
trazo en el mapa de tu piel
el nombre amado
y me inclino ante el fuego de tu boca.


El sol se tragó el rostro de la noche
clavado en el calor de tu pecho,
cuando el amor enfurecía de golpe
con mi alma florecida entre violines.

Y así, de pronto, te canto a ti
en tu forma inesperada,
acostado en las flores de mi lecho.




Mónica López Bordón, Vivir para contarla, poesía en Alcalá de Henares


Otros poemas:



13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Precioso y completito poema. Felicitaciones.

Un fuerte abrazo.

Sneyder dijo...

Un canto echo poema a la pasión, al amor…

Un fuerte abrazo Mónica

Manuel dijo...

Brindo por tu poema enamorado, Mónica, acostado entre tu pecho y los violines.

Un beso.

Santiago Medina dijo...

¨con mi alma florecida entre violines........¨

Me gusta esta frase es la que más a calado a mi de tu poema. El alma , la persona llena de vida y color acompañada de sonidos de amor.
Precioso poema Mónica..
Un saludo de Santiago

Elsa Tenca Mariani dijo...

Un canto enamorado entre el cuerpo
urgente y el alma florecida.

Un bello momento!!

Un abrazo

M. Angel dijo...

Mónica, es un deleite perderse por tus letras.

Y ASÍ DE PRONTO TE CANTO A TI
Digo entre suspiros y sollozos,
jamás nunca flor tan dulce y bella
a orlado el campo de mi jardín.

Abrazo
M. Ángel

Isabel Romana dijo...

Precioso, mónica. Y primaveral ese lecho de flores. Un abrazo.

STAROSTA dijo...

Hermoso, pristino, todo me giro en el viento de tu obra. Todo me llega

Dios bendiga tus manos.

Divino. Te sigo y te invito a concer mi blog:

http://starostastereo.blogspot.com/

UN SALUDO CORDIAL

STAROSTA
(UN PRODUCTO DE TU IMAGINACION)

Narci dijo...

Al ritmo de tus versos cobran vida las figuras de la imagen, se escuchan los violines y el amor se abre como capullo sediento de primavera.

Besos

Aldhanax Swan dijo...

Qué hermoso poema! Feliz día de la mujer.
Besitos

Adolfo Payés dijo...

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer
Eres
Luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Maria Paula Villanueva dijo...

Mónica, tiene tu poema reminiscencias de la "realidad y el deseo".
Qué tenemos, qué ofrecemos?
Yo me recuesto en el costado de los días y espero violines, un Puccini que suene mientras beso a quien amo.
Te felicito y te sigo!
Paula

Nel dijo...

The blog is very good!
Congratulations!
http://nelsonsouzza.blogspot.com
Saludos!!!